Primeros Auxilios

 

EXAMEN DE LA PERSONA ACCIDENTADA

Aspectos Importantes 

 

Indague sobre el estado de la conciencia

Mediante un examen completo del accidentado se pretende explorar todos los Signos físicos y cambios de comportamiento que éste pudiera presentar.

Usualmente se practica despuès que el auxiliador ha escuchado la historia del caso y los síntomas que manifiesta el lesionado.

El Examen de un lesionado ha de ser completo y cuidadoso evitando la manipulación excesiva e innecesaria que puede agravar las lesiones ya existentes o producir unas nuevas.

El método de examen a emplear dependerá de las circunstancias en las cuales se lleva a cabo. Así, en los accidentes callejeros es deseable un método rápido para obtener un diagnóstico provisional y descubrir las lesiones que requieran tratamiento inmediato, antes de movilizar al lesionado.

El lesionado debe permanecer a la intemperie el menor tiempo posible, de hecho, el examen puede realizarse de tal manera que la mayor parte de su cuerpo permanezca cubierto durante el proceso.

     Para esto las mantas y frazadas podrán ser utilizadas en el manejo inmediato,     pudiendo ser parcialmente retiradas con el fin de poner al descubierto regiones     individuales del cuerpo, que tan pronto como se hayan examinado podrán volver a     cubrirse.

 

     No sobra mencionar el peligro que supone mover una persona sin conocer la     naturaleza de sus lesiones. Son muchos los casos donde es enteramente posible     examinar al lesionado en la posición en que ha sido encontrado.

 

     Al examinar un lesionado, se debe ser metódico y ordenado, desde luego guiándose por la clase de accidente o enfermedad súbita y las necesidades que reclame la situación. Debe haber una razón para todo lo que se haga.

 

     El primer paso en el examen de cualquier parte del cuerpo es la llamada inspección.

     Consiste en revisar con cautela y cuidado la parte que va a ser objeto de examen antes de tocarla. La inspección inicial descubre a menudo alteraciones que de otra manera pudieran pasar desapercibidas.

 

     Es importante una comparación cuidadosa con el objeto de descubrir las     deformaciones naturales que ocasionalmente se encuentran en personas sanas.

 

     Después de la inspección el auxiliador debe palpar cuidadosamente la parte afectada, poniendo especial atención en los huesos.

 

     En un lesionado consciente el principal objeto de examen es descubrir las partes sensibles, pero en el que ha perdido el conocimiento el método es todavía útil, ya que puede descubrirse alguna irregularidad en los huesos, etc.

 

     Consideramos pertinente aclarar el significado de los términos signo y síntoma:

 

     SIGNO :

Lo que el auxiliador observa en el lesionado.

SINTOMA :

Los que el lesionado manifiesta.

“A EL AUXILIADOR SOLO LE INCUMBE HACER UN DIAGNOSTICO

PROVISIONAL, ESTE SERA CONFIRMADO O MODIFICADO TAN

PRONTO COMO SE HAGA CARGO UN MEDICO. SI HUBIERA

ALGUNA DUDA CON RESPECTO AL DIAGNOSTICO, EL LESIONADO

SERA TRATADO COMO SI SUFRIERA LAS MAS GRAVES LESIONES”