Primeros Auxilios

 

FIEBRE

Es la señal de distintas enfermedades, la mayoría infecciosas. La fiebre es un signo de alerta, es al manifestación orgánica, que indica la presencia de enfermedad y con su disminución el cese o la mejoría de la misma.

En los niños pequeños es frecuente que la fiebre alta vaya acompañada de convulsiones.Es importante fijarse como empieza y cuando se le quita. Esta información puede ser útil para identificar la enfermedad. Para saber si una persona tiene fiebre es necesario controlar la temperatura.

La temperatura corporal varia con la hora del dia. Es más baja en las horas de al madrugada y sube en las horas de la tarde. También varia según el sitio en que se tome. Para su medición se utiliza el termómetro clínico o la apreciación al tacto. La temperatura normal del organismo es de 37 Grados Centígrados . En general solo se debe bajar la fiebre cuando la temperatura es superior a 38.5 grados centígrados.

SEÑALES

  1. Aumento de la temperatura al tacto, especialmente el cuello y la cabeza, mientras las manos y pies están fríos.

  2. Escalofrío

  3. Pulso y respiración acelerados.

  4. El paciente pasa mala noche, especialmente en niños que usualmente duermen bien.

  5. Pérdida súbita del apetito.

  6. Cuando la fiebre es muy alta el paciente puede estar irritable, sensible a la luz, con dolor e cabeza con inquietud o mareo; a veces se puede acompañar de un estado de confusión mental, llamado delirio, con desorientación en tiempo y lugar, puede tener alucinaciones y convulsiones.

  7. Cuando un niño especialmente activo deja de moverse, jugar o estar somnoliento durante el dia.

ATENCIÓN

Baño con agua tibia por un periodo de 5 minutos; no secar, cubrir .  inmediatamente con una sabana o toalla de color claro. Otro método consiste en desnudar completamente el niño y airearlo por todo el cuerpo (utilizando un periódico o cartón a modo de abanico) por unos 15 a 20 minutos o hasta que toda la piel se sienta fresca, vistièndolo a continuación con ropa limpia, seca, ligera y holgada.  Iniciar hidratación con suero oral, agua u otras debidas.

Fraccionar la comida sin forzar su consumo

  1. Administrar un medicamento anti-rètico (aspirina o dolex) teniendo en cuenta la precauciones.

  2. Mantenga el lugar fresco y ventilado.

Controle la temperatura cada 6 horas

  1. Consulte al médico para descubrir y tratar la causa

  2. Desinfecte el termómetro con agua jabón y alcohol

  3. Sácudalo hasta que marque menos de 34 grados centígrados

  4. Coloque el termómetro bajo la lengua; déjelo puesto por 3 minutos. En

  5. la axila; déjelo puesto por 5 minutos

  6. Si es un niño, controle la temperatura axila sosteniéndole el brazo flexionado y pegado al pecho. No lo deje solo.

  7. Realice la lectura colocando el termómetro a la altura de sus ojos con la banda de color al lado opuesto y busque una franja plateada que sale desde la ampolla y termina en el punto que marca la temperatura.

  8. Las divisiones del termómetro se denominan grados. Las divisiones entre grado y grado se llaman décimas y permiten hacer lectura exacta.

  9. Después lávelo y desinfectado con alcohol.